Estudipo preventivo

10 consejos para un buen mantenimiento preventivo en hoteles

Si tuvieras que hacer una lista del top 10 de tareas de mantenimiento en un hotel…

… ¿cuáles incluirías?

Tu lista consistiría en trabajo preventivo, en reaccionar a los fuegos del día a día o simplemente lo primero que te viene a la mente.

Antes de decidir, mira la LEY DE PARETTO (también llamada la regla del 80/20) aplicada a tu hotel:

LA REGLA DEL 80/20 PARA EL MANTENIMIENTO DE UN HOTEL

La regla del 80/20 en mantenimiento debe ser fundamental en un hotel bien gestionado.
Quiere decir que el 80% de las actividades de mantenimiento han de ser proactivas, y sólo el 20% debes ser tareas imprevistas.

¿Por qué es importante?

La razón es que los trabajos de mantenimiento imprevistos suelen ser más caros no sólo en reparación de instalaciones como en costes de mano de obra.

Por ejemplo, si nadie inspecciona las unidades de aire acondicionado para identificar problemas de filtros o corrosión,
hay grandes probabilidades de que los aparatos no duren tanto y que dejen de funcionar en el momento menos deseado.

Una reparación o recambio del aparato de aire acondicionado disminuirán drásticamente la rentabilidad del equipo.

OTRO SIGNIFICADO DE LA REGLA del 80/20

La regla del 80/20 también dice que el 80% de tus costes vienen del 20% de los bienes del hotel, o que el 80% del trabajo se concentra en el 20% de las tareas.

Por ejemplo, el 80% del desgaste de una alfombra se concentra en el 20% de la superficie de la misma… porque son las áreas de más tránsito.

El punto está en centrar tus esfuerzos para conseguir con facilidad un 80% de los resultados.

 

LAS 10 AREAS DE MANTENIMIENTO DE UN HOTEL

  1. AIRE ACONDICIONADO:
    El 40-60% de los costes de operaciones de un hotel están ligadas al consumo de energía.
    Los apartados de AA también son caros de reemplazar y de reparar.
  2. ILUMINACIÓN:
    Asegúrate que la iluminación consiste de bombillas con eficiencia energética,
    o instala sensores de movimiento para que las luces se apaguen cuando nadie ocupa el espacio.
  3. COCINA:
    Una cocina completa puede consumir hasta el 50% de la factura de electricidad.
    Inspecciona todos los aparatos para encontrar problemas o equipos poco eficientes.
  4. CALDERAS:
    Inspecciona para identificar fugas, sonidos extraños, fallos en válvulas, juntas, intercambiadores, etc.
    Reemplazar estas unidades es costoso y el tiempo de inactividad es causa de quejas
    e insatisfacción de los huéspedes del hotel.
  5. FONTANERÍA:
    Las filtraciones y goteras pueden aumentar en un 20-50% la factura de servicios,
    y causa costosos daños en la infraestructura del hotel.
  6. ENTRADA/ VESTÍBULO:
    La entrada del hotel tiene el mayor tráfico, y por ello es importante inspeccionar con frecuencia
    los suelos (alfombras, cerámicas, parquet), el mobiliario, la iluminación y los olores.
  7. HABITACIONES:
    Las habitaciones son críticas en cuanto al nivel de satisfacción de los clientes del hotel,
    y por eso es donde hay que llevar un mayor control de sistemas de aire acondicionado,
    calefacción, agua, instalaciones eléctricas, ventilación, olores, puertas, etc.
  8. ÁREAS COMUNES:
    Ascensores, centro de negocios, espacios con WIFI, piscinas, pasillos.
  9. PARKING:
    A menudo es el primer punto de contacto con el hotel, y es por ello que es esencial
    tener buenas indicaciones para la entrada, arreglar agujeros, renovar la pintura, asegurar que la iluminación es correcta.
  10. OTROS APARATOS:
    Cada hotel es diferente, y puede ser que algún equipo especial utilice mucha energía.

 

MANTENIMIENTO CON IJT S.L.

Si un hotel no planifica y actualiza el mantenimiento de sus instalaciones corre el riesgo de olvidar las tareas preventivas,
no pasar una inspección o incurrir en gastos innecesarios.

El problema es que incluso en los hoteles más pequeños, el listado anterior incluye muchas tareas que hay que considerar.

Nuestra solución para los hoteles es la externalización de la gestión y/o el servicio de mantenimiento,
que simplifica los procesos de mantenimiento y proporciona a la gerencia del hotel la tranquilidad
que necesita para centrarse en lo que es verdaderamente importante:

La satisfacción de sus clientes y la rentabilidad del negocio.

2859

Quizás también te interesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *